noticias-blog

Martes, 23 Octubre 2018

AMPLIACION DE NAVIA

2015 10 18

En los últimos días se ha movido bastante entre administraciones la ampliación de Navia, el desarrollo de las fases pendientes III-B, IV, V y VI, paradas durante los últimos años y a espensas de que tanto Ayuntamiento de Vigo como Xunta de Galicia se pongan de acuerdo y comiencen con el desarrollo de las mismas.

El concello propone usar la "ley Vigo".

Hasta hace unos días, el Concello de Vigo sostenía que es "legalmente posible" suprimir el tope de viviendas que establece el PGOM de 1993 para edificar la segunda fase del Plan Parcial de Navia pero, en caso de que la Xunta entienda que no se puede hacer -el Gobierno gallego plantea realizar una modificación puntual-, solicitando la aplicación de la vía de la excepcionalidad de la Lei do Solo -la llamada "ley Vigo"- por la "urgencia" de atender la demanda de las familias viguesas, que suponen el 30 por ciento de las solicitudes de vivienda protegida en Galicia.  Es la misma norma excepcional ya empleada para ampliar el polígono de Balaídos para PSA: el Concello lo plantea y la Xunta autoriza.


Los técnicos municipales defienden la legalidad de la supresión del tope de viviendas a edificar que contemplaba el Plan General 1993, vigente ahora, respetando la edificabilidad prevista en el Plan de 2008. Por eso, el Ayuntamiento envió un escrito a la Xunta en el que expone el amparo de la Lei do Solo la este procedimiento, lo que permitiría iniciar la segunda fase del Plan Parcial de Navia "en este momento". 
El alcalde se refirió a las declaraciones realizadas por el director del Instituto Galego de Vivenda (IGVS), quien aseguraba que la anulación del PGOM de 2008 complicaba el desarrollo de la segunda fase del Polígono de Navia, por lo que reclamaba medidas para hacer viable el proyecto. El IGVS plantea el desarrollo de 1.600 viviendas de protección en la segunda fase de Navia, lo que permitiría reducir la lista de demandantes, que asciende a 4.000 sólo en Vigo.
Caballero anunció que si la Xunta entiende que no se puede llevar adelante de la forma en la que lo solicita el  Concello, "exigiremos" la utilización de la Ley 3/2016 de medidas en materia de proyectos públicos de urgencia o de excepcional interés porque "creemos que la segunda fase del Plan de Navia tiene que tener esa catalogación. Navia merece esa atención y las viviendas sociales justifican la aplicación de esa ley excepcional". Añadió que "urge" la construcción para "solucionar" la demanda de tantas familias viguesas. La Xunta ya cuenta con presupuesto.

 

La Xunta urge cambiar el plan.

La Xunta considera que la vía preferente y más rápida para ampliar el polígono de Navia y desarrollar la segunda fase es mediante la modificación puntual del Plan General de 1993, de nuevo en vigor, y no a través de la "ley Vigo". Según indicó un portavoz de la Consellería de Infraestruturas e Vivenda, esta última norma es la adecuada para aprobar proyectos que no están contemplados en las normas urbanísticas, pero no es caso de Navia, que sí aparece en el Plan 1993, aunque con una limitación del máximo de viviendas a construir que se eludiría con una modificación. El portavoz de la Consellería de Vivenda indicó que la anulación judicial del Plan General de Ordenación Municipal de Vigo supone un problema para el desarrollo de ese plan, dada la limitación de viviendas establecida en el PGOM del 93, ahora en vigor. "Ante esta situación, la Xunta analizó con la Gerencia de Urbanismo de Vigo la solución más favorable, concluyendo de forma conjunta que esta era la modificación puntual del PGOM del 93 para eliminar el límite de viviendas", señala. Según sus cuentas, en sólo 11 meses podría estar resuelto "y se respondería de esa forma a las demandas de los propietarios de los terrenos y sería más ágil responder a las demandas de vivienda protegida en la ciudad de Vigo". En consecuencia, la Xunta solicitó formalmente la modificación del PGOM del 93, "tal y como se había acordado". "Resulta sorprendente que ahora el gobierno local se desmarque de su propio criterio y señale un camino diferente al defendido por los técnicos de urbanismo municipales. El Ayuntamiento no puede eludir su responsabilidad y debe facilitar que se desbloquee un proyecto estancado como consecuencia de la anulación del Plan General de Ordenación Municipal. Resolver esas consecuencias es una responsabilidad del Ayuntamiento", insistió la Consellería.

La Xunta deja en manos del Ayuntamiento el cambio.

 

La Consellería de Medio Ambiente y Ordenación respondió a la pregunta del Concello sobre la posibilidad de ampliar el número de viviendas a construir en Navia tirando de argumentos técnicos y dejando en manos de la Administración local la decisión última. La secretaria de Ordenación do Territorio, Encarna Rivas, remitió una respuesta a la Gerencia de Urbanismo donde de forma contundente, y amparándose en la normativa vigente, señala que es el propio Concello el que tiene las competencias en materia de aplicación de s propio Plan General, el de 1993 en vigor. Y por tanto, "corresponde a la Administración municipal pronunciarse sobre los criterios de aplicación de su propio Plan". 
Con todo, la respuesta vuelve a colocar a las dos administraciones en lugares opuestos: el gobierno vigués había reclamado la aplicación de la "ley Vigo", para proyectos urgentes de promoción pública,  la que se ha aplicado en el caso de la reestructuración del parque industrial de Balaídos. 
Pero la Xunta considera que dicha norma es la adecuada para aprobar proyectos que no están contemplados en las normas urbanísticas, pero no es caso de Navia, que sí aparece en el Plan 1993, aunque con una limitación del máximo de viviendas a construir que se eludiría con una modificación. 

DISCREPANCIA TOTAL

 

La discrepancia resulta absoluta: el Concello propuso a la Xunta que planteara una fórmula para elevar el techo de viviendas a construir en todo Vigo -limitado por el Plan de 1993- y en concreto en Navia, y la Consellería de Ordenación ha devuelto la pelota a la Administración local, señalando que es su decisión cómo modificar el planeamiento actual. El ayuntamiento apuesta por aplicar la "ley Vigo" y el Gobierno gallego considera que la vía adecuada sería mediante el cambio puntual en el Plan General, que según los cálculos de Encarna Rivas supondría menos de un año de trámites.  Según sus cuentas, en sólo 11 meses podría estar resuelto "y se respondería de esa forma a las demandas de los propietarios de los terrenos y sería más ágil responder a las demandas de vivienda protegida en la ciudad de Vigo". En consecuencia, la Xunta solicitó formalmente la modificación del PGOM del 93, "tal y como se había acordado".
La Xunta acepta el plan para ampliar ya Navia.

La Gerencia de Urbanismo respondió a la Xunta que el Plan de Urbanismo en vigor, el de 1993, permite la ampliación del polígono de Navia con 1.600 viviendas más al quedar afectado por la Lei do Solo. Esta es el razonamiento jurídico y urbanístico que explicó el Ayuntamiento y se le enviará a la Consellería de Infraestruturas y Vivenda, y que pondría punto final a la discusión entre las dos partes.

Una vez haya una respuesta oficial, se pondrá en marcha el proceso según propone el Concello. Es decir: la Xunta destinará 8 millones de euros a adquisición del suelo necesario para urbanizar en Navia espacios para la construcción de 1.600 viviendas protegidas, actuación que con la construcción de los edificios supondrá 250 millones en total. Se desarrollará a lo largo de los siguientes diez años y permitirá ampliar la población del polígono en unos 5.000 residentes más, hasta alcanzar unos 13.000.
En unos días se remitirá el Plan Parcial de Navia, con la propuesta de desarrollo de la segunda fase, iniciándose la tramitación que debería estar finalizada en unos seis meses. Mientras tanto, se iniciará la compra de suelo. La futura ampliación de Navia comprende un total de 264.388 metros cuadrados. En estos momentos la Xunta es propietaria de 83.072 metros, por lo que será preciso adquirir 181.316 metros más.
El IGVS prevé realizar una primera fase de compra de suelo por mutuo acuerdo con los propietarios, previa la posibles permutas y al expediente de expropiación.
De esta manera el IGVS incrementará el porcentaje de suelo de su propiedad en la ampliación y al mismo tiempo dará satisfacción a la demanda de muchos propietarios de fincas que ven como desde 1996 tienen clasificados sus terrenos como suelo urbanizable sin que, desde dicha fecha, y a diferencia del ocurrido con las fases ya ejecutadas, la Administración expropiara el suelo o les había dado la posibilidad de permutarlo por edificabilidad en parcelas urbanizadas.

Se prevé destinar 8 millones de euros a adquisición de suelo por compraventa, lo que permitirá adquirir más de 70.000 metros cuadrados (cerca de un 39 por ciento del suelo que queda por expropiar). La operación se realizará a través de una oferta pública de adquisición de suelo, publicada en el Diario Oficial de Galicia. La superficie que sea adquirida en compraventa o permuta será incluida en un expediente de expropiación.

  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web