LA JUSTICIA OBLIGA A SAN PAIO DE NAVIA A CAMBIAR FARMACIA POR BOTICA.

El servicio actual tiene horario reducido, no hace guardias y por las tardes solo abre dos horas

El Tribunal Superior de Xustiza desestima los recursos por el cierre del establecimiento, ejecutado en el 2005

Ya es definitivo. El viejo barrio de San Paio de Navia no tiene derecho a tener farmacia, aunque en el pasado disfrutó de ese servicio hasta que en el 2005 fue cerrada por la Justicia. Cuatro años de batalla legal después, la ley pone sobre el papel una realidad a la que los vecinos ya se han acostumbrado. La sentencia del Tribunal Superior de Xustiza, pese a que reconoce parcialmente la cesión de propiedad que sufriera el establecimiento de forma parcial, desestima los recursos presentados.

En su fallo se recoge que, aunque el barrio cumplía las características de población necesarias en el 1995 cuando se presentó la solicitud, (entonces eran más de 2.000 vecinos) existía otro establecimiento abierto en el lugar de Gándara, lo que incumplía los ratios de habitantes establecidos. La resolución se establece ya como definitiva, puesto que ya no es posible presentar recurso alguno.

Aunque a efectos legales supone un punto y final en el proceso comenzado por el polémico cierre, que provocó en su momento movilizaciones vecinales, en las calles hace tiempo que se ha asumido esta situación. El barrio se ha tenido que conformar desde entonces con una botica, una especie de sucursal de una farmacia con sede en Coia, que da servicio a los vecinos de la parte antigua.

Las restricciones de horario son un mal menor ante la posibilidad de no tener nada, así que los vecinos han de adaptarse al hecho de que por las tardes solo abra dos horas, no haga guardias y los fines de semana solo puedan pasar el sábado por la mañana a gestionar sus medicinas.

El resto del tiempo toca trasladarse al nuevo polígono de viviendas de la zona, donde se han establecido dos negocios, o a los barrios cercanos.

  • No se han encontrado comentarios
Powered by Komento