noticias-blog

Jueves, 09 Diciembre 2021

Las obras sin licencia de Construcuatro dañan las instalaciones.

La impunidad con las que Construcuatro viene desarrollando sus trabajos en el PAU de Navia ha traído sus primeras consecuencias: el muro de contención construido tras la excavación de 10.000 metros cúbicos de tierra ha sido apuntalado para evitar su derrumbe. El deterioro del muro ha provocado la aparición de grietas en el pavimento del vial del polígono, y afecta a las delicadas instalaciones laterales, que han quedado a la vista, y padecen las filtraciones propias de la torsión del cubo subterráneo de hormigón. "Esta situación afecta muy negativamente a los intereses de los propietarios originales del PAU, que tienen pendientes de cobro una parte muy importante de los precios de venta de su edificabilidad, ya que no cobrarán las cantidades pactadas hasta que estén concluidas las obras de urbanización. Según ha podido saber riadevigo.com, una decena de propietarios estudian la presentación de una demanda contra Construcuatro y contra el Instituto Galego da Vivenda e Solo por los perjuicios que les están ocasionando estas obras que carecen de licencia municipal. Propietarios originales del PAU consideran que la permisividad del IGVS con Construcuatro se debe a que el consejero delegado de la promotora es Telmo Martín González, alcalde de Sanxenxo por el Partido Popular. El silencio del delagado de Xestur en Pontevedra, César Novoa, y la actitud del conselleiro de Política Territorial, Xosé Cuiña, de no darse por enterados de las sucesivas denuncias resulta sorprendente. En este sentido hay que recordar que el grupo parlamentario socialista ha interpelado en el Parlamento al conselleiro, que en breve tendrá que acudir a la Cámara autonómica a explicar las actuaciones de su departamento. Hay que recordar que está en trámite una demanda presentada contra Construcuatro por el impago de parte del precio de una parcela que, pese a ello, logró permutar por otra, propiedad del IGVS, usando a okupas como tapadera del pelotazo. La polémica en torno a la actuación de Construcuatro y el IGVS en la permuta de parcelas en el PAU de Navia se ha vuelto a reactivar. Fuentes jurídicas consultadas por riadevigo.com aseguran que la reducción artificiosa del 50% del valor real de adquisición efectuado por Construcuatro para facilitar la permuta de parcelas con el IGVS podría tener serias consecuencias de carácter fiscal y otras. En junio del año 2000, Construcuatro adquirió la edificabilidad de la parcela a un precio de 34.000 pesetas por cada metro cuadrado edificable, considerado como valor de mercado en aquella fecha. Curiosamente, dos años después, realiza una permuta con el IGVS al precio de 17.578 pesetas metro cuadrado edificable, cuando el precio real de mercado en abril de 2002 era de 42.000 pesetas. La sorprendente alteración a la baja del precio del metro cuadrado tenía como objetivo no descomponer el valor de la permuta, ya que el IGVS sólo podía permutar a este precio según las bases elaboradas por la propia Xunta. PROPIETARIOS DEL PAU DE NAVIA HAN DENUNCIADO... - El abuso de la empresa constructora de la urbanización que se dedicó a invadir sin permiso de sus titulares distintas fincas de propietarios de Navia para situar el trazado de los distintos colectores, q ue no se habían tenido en cuenta a la hora de redactar el proyecto de urbanización. - La arbitrariedad de Construcuatro, que sin haber abonado todavía las cantidades avaladas del precio de la parcela P-X a sus propietarios originales, se permitió permutar aquella parcela por la nueva parcela P-XIV del IGVS, mientras era demandada a los tribunales por los vendedores defraudados. - La connivencia entre el IGVS y Construcuatro, que sorprendentemente llevó al IGVS a transmitir a la citada promotora a mitad de precio, el doble de la edificabilidad que correspondía a Construcuatro, y ello en contra de las Bases claramente publicadas por el IGVS para tales transmisiones. - El enorme perjuicio que la presencia de las familias de "okupas" estaban suponiendo para la terminación de las obras de urbanización, con el negativo efecto colateral que ese hecho producía para la pretensión de cobro de la edificabilidad transmitida por muchos propietarios a otras empresas urbanizadoras. - Que aquella presencia de los "okupas" en el trazado de la urbanización de Navia se hubiese utilizado para consumar entre Construcuatro y el IGVS, un suculento "pelotazo inmobiliario", sobre el que no obtuvimos en este semanario ninguna respuesta a pesar de haberla solicitado por escrito del propio IGVS. - El atrevimiento por el que Construcuatro, sin la perceptiva licencia municipal, hubiese iniciado las obras de un importante muro de contención entre su parcela y el vial interior del polígono, así­ como el desmonte de más de 10.000 metros cúbicos de tierra, con un innegable peligro para bienes y personas. "
  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web