noticias-blog

Martes, 07 Diciembre 2021

LA NUEVA IGLESIA CONTINUA BUSCANDO FINANCIACIÓN

Retomar las obras de la futura iglesia de Navia cuanto antes. Ese es el objetivo que persigue el párroco, Alfredo Jorge Cortés, quien está volcado en conseguir financiación externa para reanudar unas obras paralizadas por el Obispado a principios de año por falta de fondos a consecuencia del descenso de donativos de los feligreses. El sacerdote busca así ayuda económica de empresas y particulares que permitan reiniciar los trabajos de un edificio que se ha quedado a medio construir como consecuencia directa de la crisis financiera, que también llega a las instancias eclesiásticas.

"De momento no estamos consiguiendo mucho pero seguimos haciendo gestiones", asegura el párroco, quien no pierde la esperanza de lograr el dinero que necesitan para poner en marcha una infraestructura que, asegura, "se necesita como el pan". De momento, la misa se celebra todos los sábados en un entresuelo cercano a la futura iglesia, que recibirá el nombre de Centro Pastoral Juan Pablo II, donde también se imparte la catequesis, tanto para la preparación de comuniones como de confirmaciones.
En este sentido, el párroco señala que este año hicieron su primera comunión cuatro niños preparados íntegramente en la nueva zona de Navia. "Para el próximo año tenemos once alumnos en el primer curso de comunión y unos siete u ocho para el segundo con lo que tendremos veinte pequeños", explica. Por este motivo, asegura que hay participación en las actividades de la iglesia aunque lamenta que eso no se traduzca en ayudas económicas para pode retomar las obras.
Por ello, además de buscar fondos económicos, trabaja en "hacer comunidad". Razona que es "importante" que los feligreses se sientan parte de una parroquia y se realicen actividades comunitarias, ahora muy limitadas por la falta de espacio.
Por su parte, el arquitecto encargado de la obra, Francisco Castro Nieto, señala que los trabajos están "prácticamente paralizados". Solo se ejecutan pequeñas tareas para mantener lo que hasta ahora se ha construido y evitar, de esta manera, su deterioro. "Parece que por lo menos hasta el año próximo no podremos retomarlas, a menos que aparezca dinero", apunta.
El presupuesto inicial para las obras era de tres millones de euros mientras que el Obispado cuenta con 3,3 millones de euros para todo el año y todas sus actividades, lo que da buena muestra de la limitación de financiación.
La iglesia, que no será parroquia ya que San Paio de Navia seguirá manteniendo esta categoría, tendrá capacidad para 500 personas, aunque el centro tendrá un salón de actos para celebraciones y actos, una cripta y varias capillas devocionales laterales en el sótano. De esta manera, podrían acceder a las instalaciones hasta 1.600 feligreses a la vez. A esta dotación se une un aparcamiento subterráneo en lo que será una segunda planta de sótano.
Asimismo, el proyecto incluye la vivienda del párroco, que estará anexa a la iglesia y donde dispondrá tanto de despacho como de varios salones para la realización de actividades.

Gente en la conversación

  • Vergüenza debería de darle andar pidiendo para terminar el mausoleo que se quiere construir. Este es un pais de locos, en medio de una situación como la actual y la iglesia pidiendo para cosas como estas. El Arzobispado podía vender muchas de sus multiples posesiones para financiar la construcción y no seguir sangrando a los pobres fieles, aunque quien por su gusto muere....<br />Que pais, que pais.....

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web