noticias-blog

Jueves, 09 Diciembre 2021

A PESAR DE LOS RECORTES, ALENTO SE TRASLADARA A NAVIA EN ENERO

La asociación Alento, la cual gestionará el mayor centro de atención a personas con daño cerebral de Galicia y uno de los más completos de España, prevé trasladarse a las nuevas instalaciones de Navia a principios de año, pero el que fue proyectado por la Xunta como un gran centro de día, ocupacional y residencia para grandes dependientes verá por ahora reducidas sus prestaciones debido a la falta de financiación. Sus responsables estiman que entre 2009 y 2012 han visto recortadas las ayudas públicas "en un 64%".

El colectivo, único en Pontevedra que atiende a víctimas de daño cerebral adquirido por traumatismos craneoencefálicos, accidentes cerebrovasculares, tumores o enfermedades metabólicas

o infecciosas, se mudará en enero y abrirá una única planta del centro de día para atender a sus actuales 56 usuarios con los 13 profesionales que ha logrado mantener en plantilla después de verse abocado a un ERE y a incrementar la cuota que pagan las familias. La segunda planta del centro de día y la otra reservada para residencia permanecerán en principio cerradas por falta de fondos para mantenerlas.

"Estamos en una situación delicada y sobrevivimos con el esfuerzo de las familias, los socios y empresas colaboradoras. Tenemos ayudas puntuales de las administraciones, pero ahora mismo no tenemos un convenio estable con la Xunta que permita abrir el gran centro de Navia que fue comprometido para hace ya un año", lamenta Gonzalo Mira, director de Alento, entidad que atiende a personas de toda la provincia.

El edificio de tres plantas, sótano y bajocubierta con 4.069 m2 útiles, de los que por ahora solo se usarán unos 900, fue proyectado en 2007 y logró más de dos millones de financiación de la entonces Vicepresidencia da Igualdade de la Xunta, que sufragaba la mayor parte de la construcción a cambio de reservarse el derecho de uso del 75% de las plazas para derivar a beneficiarios de la Ley de Dependencia que por aquel entonces empezaba a desarrollarse.

El inmueble, ubicado en la calle Pedra Seixa, recibió licencia de actividad en la Gerencia de Urbanismo de la semana pasada. Está terminado y equipado, pero si bien el proyecto nació con el apoyo del Concello, que cedió el suelo, y la financiación de la Xunta -mayoritaria-, la Diputación de Pontevedra, el Estado y entidades privadas como la Fundación Barrié, Caja Madrid y Bancaja, ahora que está listo y tiene autorización municipal no puede abrir a pleno rendimiento y atender la lista de espera de más de treinta personas que hay en la asociación por falta de fondos.

Ahora mismo, Alento solo cuenta con "ayudas puntuales", según informa la dirección, para proyectos concretos por parte de la Xunta, el Concello y la Diputación, de la que además están pendientes de confirmar una aportación adicional para sufragar la última parte de las obras del nuevo complejo. Aún logrando esta ayuda, el director de la entidad advierte que se mudarán en enero a Navia solo con los 56 usuarios que tienen, cuando el centro de día estaba proyectado para 81, y sin poder abrir las 29 plazas residenciales.

"Hay una gran demanda en la provincia que no podremos atender por falta de fondos pese a disponer de las instalaciones adecuadas", lamenta Gonzalo Mira, cuyo equipo de fisioterapeutas, logopedas, psicólogos, terapeutas, trabajadores sociales y profesores de talleres tratan de mejorar la calidad de vida de personas con daño cerebral. Se estima que 33 de cada 100.000 habitantes sufren algún daño de este tipo que les produce secuelas discapacitantes.

l

  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web