noticias-blog

Martes, 17 Septiembre 2019

125 ALUMNOS ESTRENAN HOY LA ESCUELA SUP. DE ARTE DRAMATICO


La Escuela Superior de Arte Dramático ya está en funcionamiento, a partir de hoy, en sus nuevas instalaciones en el polígono de Navia, a falta de una inauguración oficial y a pesar de la que la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Vigo denuncie que carece de la licencia de primera ocupación, la cual todavía está pendiente de solicitar por parte de la Consellería de Educación de la Xunta, solicitud de obligado cumplimiento para iniciar la actividad.

El centro echó a andar en el 2004 y actualmente cuenta con 125 alumnos, que conocieron ayer las nuevas instalaciones. Hoy abandonan el instituto de Bouzas y comienzan las clases en el nuevo edificio.

Lo ocupan con dos años de retraso. La Xunta de Fraga prometió un edificio que inaugurarían en el año 2007. El bipartito concibió un proyecto más ambicioso, que se desdoblaría en el futuro en un auténtico campus de las artes. El inmueble de Navia iba a estar rematado en el año 2008. Hasta hoy no será ocupado, después del traslado desde Bouzas, que se efectuó durante la Navidad. El Gobierno gallego achacó ayer los últimos últimos retrasos a la huelga del metal, además de las conexiones con los servicios básicos (agua, electricidad, gas, saneamiento), según un comunicado.

‘Estamos encantados y todos damos la bienvenida al nuevo edificio’. Con este entusiasmo, el director del centro, Manuel Vieites, recorría ayer las instalaciones en una visita guiada a la delegada de la Xunta de Galicia, Lucía Molares, y a los medios de comunicación, aunque puntualizó que ‘no creo que cuatro años de espera fuesen excesivos". El lunes fueron los profesores y ayer fue el turno de los alumnos, que por horas, según su curso, se acercaron hasta Navia para conocer sus nuevas instalaciones. Hoy, el cuadro docente retomará las clases tras el parón navideño con un único cambio: el marco. En diciembre, los alumnos se fueron de vacaciones en el edificio que compartían con el IES audiovisual de Bouzas, y hoy regresan en una nueva escuela y en nuevo barrio.

Un espacio abierto, luminoso y adaptado al entorno, realizado con materiales específicos a la docencia que se va a impartir. Más de seis millones y medio de euros de coste y 5.469 metros cuadrados. Consta de cinco niveles:

  • Un semisótano de 625,90 metros cuadrados.
  • Un bajo de 1.994,70 metros cuadrados.
  • Planta de acceso, con 1.424,75 metros cuadrados.
  • Primer nivel, de 904,20 metros con la cafetería-restaurante, aún sin concesión.
  • Segundo piso de 519,62 metros donde irá ubicada la biblioteca y terraza.
En estos espacios se ubican la biblioteca, las aulas, la cafetería, oficinas, un pequeño teatro con 125 butacas y otras dependencias con capacidad para 250 alumnos; así como un local de usos múltiples con espacio para 100 personas más. Hay cinco aulas para interpretación y cuatro para expresión corporal, dos para expresión oral y canto y otras tantas para expresión musical. También hay clases especializadas para diseño escénico, taller de interpretación, dirección de escena y taller de indumentaria. Asimismo, hay doce espacios para el resto de materias. Siete clases negras y tres blancas, vestuarios y dos auditorios, uno en el interior y otro exterior, aprovechando el entorno natural y la arquitectura. La propia naturaleza de las asignaturas impartidas en esta titulación exigieron unas condiciones peculiares. Así, las salas negras están pensadas como cámaras oscuras de 90 metros cuadrados, dotadas con más de cinco metros de altura para la colocación de focos, con suelo amortiguado para evitar lesiones e instalaciones de gradas para acoger espectáculos internos. Con una potencia electrónica de 380, cada aula puede alcanzar los 20.000 watios de luz. Las salas blancas, más sencillas, están rodeadas de espejos para acoger las clases de danza. El auditorio, con capacidad para 130 localidades, cuenta con entrada independiente para organizar espectáculos abiertos a la ciudad. Hasta tres espacios comunes, en las escaleras y la entrada, estará dedicada a exposiciones que se organizarán a través de un convenio, ya firmado con la Consellería de Cultura. Así es la nueva sede de la Escola Superior de Arte Dramática, contribuyendo a colonizar el polígono de Navia.

Al entusiasmo del primer día en las nuevas instalaciones se unió por parte de la dirección las expectativas de las nuevas fases, pendientes de construcción, que incluirían un gran teatro abierto a la ciudad: ‘Estas ventanas en forma de puerta en la cafetería se unirán con el futuro teatro, que se construirá anexo al edificio y esté llamado a ser un foco cultural de Vigo’, sostuvo Vieites. A este respecto, Molares indicó que ‘esto es lo que hay, para nosotros la Escuela está acabada, ya que cumple con todas las necesidades’.

El centro da a conocer por primera vez sus instalaciones. La visita comienza por este auditorio al aire libre. A los espacios “escénicos” del interior se suma este auditorio con escenario de madera en el exterior de la escuela. “Aquí se pueden hacer virguerías”, indicaba el profesor Roberto Pascual,cuyos alumnos tenían que utilizar en Coia un patio de vecinos para poner en práctica sus habilidades. El acceso al centro se realiza a partir de un amplio vestíbulo (en la imagen) conectado visualmente con el primer piso y la planta baja. A este nivel se encuentra la dirección, las salas de profesores, los servicios administrativos y la cafetería, que debería abrir sus puertas en marzo.
La primera planta acoge aulas teóricas de diferentes dimensiones. La calefacción se encontraba en fase de pruebas, pero el director de la escuela, Manuel Vieites, confía en que esté lista para el comienzo de las clases. La segunda y última planta alberga aulas prácticas y la biblioteca. Un técnico auxiliar que se ocupe de ella figurará entre los requerimientos de personal a incluir en el plan de usos. Según uno de los docentes de la plantilla, cada alumno consulta una media de cien libros al año.
La primera visita a la escuela reservaba esta sorpresa a los docentes. Algunos, en broma, preveían muchas clases en este espacio incluido en el diseño del arquitecto Santiago Catalán, que estuvo asesorado en todo el proceso por Vieites. “Profesores y alumnos comenzarán ahora a darnos ideas y proponer cosas”, explicaba el director. Los estudiantes pondrán a prueba sus conocimientos en este pequeño teatro o sala de trabajo ubicado en la planta sótano. Las butacas todavía deben ser instaladas, pero en el espacio dedicado a indumentaria ya colgaban ayer varios trajes, entre ellos, algunos de flamenca.
  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web