noticias-blog

Jueves, 02 Diciembre 2021

LOS ALUMNOS DE LA ESC. SUP. DE ARTE DRAMATICO OCUPAN SUS AULAS

Las clases en el centro de Navia arrancan con mucha ilusión entre el alumnado y algún corte de luz.

Los profesores y alumnos de la Escuela Superior de Arte Dramático inauguraron su nuevo edificio en Navia después de cuatro años utilizando otros centros educativos.

Las flamantes aulas de Arte Dramático comienzan a rezumar vida. El arranque oficial de las clases en la escuela de Navia se consumó ayer entre cajas de mudanza y las lógicas incidencias en un edificio que acaba de echar a andar como cortes de luz o interrupciones en la calefacción. Sus 124 alumnos dedicaron la jornada a ponerse al día sobre la ubicación de las nuevas instalaciones y con sus compañeros, pues muchos se veían las caras por primera vez después de varios años repartidos en tres sedes diferentes.

Un estreno entre cajas de mudanza, operaciones de limpieza, cortes de luz y calefacción intermitente. Con inconvenientes de este tipo y mucha ilusión, los alumnos de Arte Dramático asistieron ayer a sus primeras clases en la escuela de Navia. Llevaban cuatro años de prestado. Repartidos en distintos puntos de la ciudad. La Escuela Superior de Arte Dramático de Vigo era nómada. La mitad de los alumnos estaban en Bouzas y la otra mitad se repartían entre los centros Virxe do Rocío y Coia. Ni los alumnos de unos cursos conocían a los de otros ni los profesores se veían mucho las caras. La escuela tiene vocación de abrir sus puertas a la ciudad y convocarla a actuaciones, pero no podía. Están contentos en su nueva ubicación, pero no se olvidan de recordar a la Xunta que necesitan "con urgencia" personal para la biblioteca, de cuyos fondos no pueden hacer uso, y reclaman el comienzo de la última fase del proyecto, donde se incluye el teatro y otro bloque para aulas.

¿Se van a hacer realmente? Si ya tardamos con ésta lo que tardamos...", se preguntaba ayer Fran Lareu, presidente de la recién creada asociación de alumnos y estudiante de segundo de Interpretación.

"Nos llevan negando todo el año un técnico para la biblioteca que nos corresponde por ley. Tenemos unos fondos estupendos, pero no podemos utilizarlo y en Vigo no hay otro centro con material especializado como el que nosotros necesitamos", critica Eva Souto, su compañera de curso y también en la asociación Eva Souto.
Aclaradas las reivindicaciones, los estudiantes también valoraron sus nuevas aulas. "Algunas están mejor, pero otras, como las de música y canto, son más reducidas que en el IES de Bouzas. Lo importante es que por fin estamos todos juntos como en cualquier facultad y a partir de ahora habrá más interacción", destacaba Machi Salgado, de tercero de Interpretación.
A diferencia de los universitarios al uso, los estudiantes de Arte Dramático trabajan mucho con su cuerpo y el nuevo edificio no resulta, por el momento, demasiado acogedor. "El suelo todavía está frío", comentaba Catuxa García, de primero de Interpretación. Estrenó la escuela con una clase de danza en la que tuvieron que echar mano de la imaginación: "Se fue la luz y acabamos cantando para tener música".
Los que más han notado el cambio son los estudiantes ubicados en los colegios de Coia Virxe do Rocío y Cristo de la Victoria. "Allí teníamos mucho frío y ahora tendremos más medios", celebraban Iván Rodríguez, Rocío Leal y Montse Piñeiro mientras recorrían la escuela cargados con abundante material y hasta un carrito de la compra. "Es lo habitual. Somos estudiantes de Escenografía y el oficio lo requiere", explicaban.
Aún están en primero, así que asistirán a la evolución de la escuela, pero los alumnos de último curso disfrutarán del nuevo centro poco tiempo. "Sólo tenemos cuatro meses para mancharla un poco", bromeaba Marcos Grande, de Dirección de Escena. "El edificio es muy bonito y las salas negras están muy bien. Ahora ya no escuchamos las voces o los pasos de las otras clases", aplaudía.
"Ahora falta darle el contenido a todo esto", apuntaba su compañera de clase Vanesa Martínez, mientras Eva Freixeira buscaba sin éxito una papelera y también echaba en falta las vistas de Bouzas. "Ya no veremos el mar", lamentaba. ¿Se notarán las nuevas instalaciones en el expediente? Marcos respondía sin vacilar: "Ya son inmejorables".

Ahora esperan que siga en marcha la idea de dotar a Vigo de un auténtico campus escénico. Ese proyecto de la Xunta contempla la ampliación de las instalaciones construyendo otros dos edificios. Uno sería un teatro con talleres de escenografía y todo aquello que está relacionado con él para aprender, mientras el otro sería un segundo aulario. Si se completa, será un centro de referencia para toda España.

  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web