noticias-blog

Miércoles, 19 Enero 2022

LAS OBRAS PARA COMPLETAR EL PAU OBLIGAN A DERRIBAR 21 CASAS.

Vivenda e Solo gestiona con 200 propietarios para hacerse con 260.000 m2 de suelo que faltan.
Las obras de urbanización previstas para completar el PAU de Navia obligarán a derribar 21 casas. La Consellerí­a de Vivenda gestiona con unos 200 propietarios hacerse con la titularidad de 260.000 metros cuadrados de suelo para rematar el polí­gono residencial.
Se trata de terrenos situados en las llamadas Etapa B de la fase 3 y fases 4, 5 y 6 en los que se podrán levantar 630 viviendas de protección.
Del total de casas afectadas, siete lo son por el trazado de viales y el resto por el planeamiento. Una comisión paritaria constituida por técnicos de la consellerí­a y representantes de las asociaciones de afectados y sus técnicos mantiene reuniones periódicas para ir avanzando en las valoraciones de las viviendas afectadas y el desarrollo de los Estudios de Detalle del PAU, lo que permitirí­a ir fijando los realojos, ya que algunos propietarios tendrán que dejar sus casas de manera inmediata para facilitar las obras de urbanización. En ese caso está previsto que ocupen viviendas en régimen de alquiler.
Los afectados celebrarán una asamblea el próximo lunes a partir de las ocho de la tarde en el salón de actos del colegio Amor de Dios para que los técnicos que les asesoren comiencen a realizar las tasaciones.
Permutas
La Consellerí­a de Vivenda anunció recientemente que se habí­a hecho ya por mutuo acuerdo con la titularidad de 70.000 de esos 260.000 metros cuadrados afectados, en un procedimiento que comenzó el pasado mes de octubre y finalizó la semana pasada, tras prorrogarse un mes el plazo de entrega de documentación a petición de los afectados. El resto de los propietarios, casi tres de cada cuatro, ha optado por la permuta en edificabilidad. Como sucedió en fases de urbanización anteriores y tras el acuerdo alcanzado entre Vivenda y los propietarios, éstos podrán vender su edificabilidad a promotores y se ha llegado también al acuerdo de que los actuales propietarios puedan dejarle a sus herederos en primer y segundo grado las edificabilidades sin necesidad de pasar por la llamada lista única de demandantes de viviendas, con lo que ya no tendrí­an que revender su edificabilidad en un plazo inmediato y al mismo valor de la permuta. La Consellerí­a de Vivenda contrató por 280.000 euros la redacción del proyecto de urbanización de las fases pendientes y que estará listo en el segundo trimestre de este año.
  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web