noticias-blog

Lunes, 25 Junio 2018

Las grúas que no llegan al PAU de Navia

"La letra pequeña de una historia de incumplimientos. En lo que pareció un "exceso" disculpable, se llegó a amenazar desde el Concello con que a las empresas que no hubiesen solicitado su licencia de construcción antes del 31 de Diciembre del 2001, no les sería concedida hasta después de que estuviesen concluidas las obras de urbanización. Más de un interlocutor consultado, enseñándonos una copia de la escritura pública de permuta con el I.G.V.S, nos dice que se tomó aquella formulación como un "exceso" por cuanto iba en contra de lo expresamente pactado con XESTUR Y CON EL I.G.V.S, por los propietarios originales que optaron a la permuta. En el último tristre del año pasado, todos los medios se hicieron eco de las manifestaciones, tanto del Instituto de la Vivienda y Suelo como de la Gerencia de Urbanismo del Concello de Vigo, anunciando el inminente inicio de las obras de construcción de los sólidos adquiridos en el PAU de Navia por distintas promotoras. Desde el Concello se urgió a esas empresas, como nuevos titulares de aquellas parcelas, para que acelerasen el visado de sus proyectos de construcción, dispuesto el Concello a tramitar a un "ritmo frenético" la necesaria concesión de Licencias. " "En lo que pareció un "exceso" disculpable, se llegó a amenazar desde el Concello con que a las empresas que no hubiesen solicitado su licencia de construcción antes del 31 de Diciembre del 2001, no les sería concedida hasta después de que estuviesen concluidas las obras de urbanización. Más de un interlocutor consultado, enseñándonos una copia de la escritura pública de permuta con el I.G.V.S. nos dice que se tomó aquella formulación como un "exceso" por cuanto iba en contra de lo expresamente pactado con XESTUR por los propietarios originales, en el sentido de que "siempre podrían simultanearse las obras de construcción con las de urbanización". A pesar del matí­z anterior, todo se dio por bueno si con ello se podía contribuir a acelerar el ritmo de las obras de construcción de los nuevos edificios. La mayoría de promotoras, entre las que estaban CONSTRUCCIONES RAMÍREZ, CONSTRUCUATRO, PRADAVILA, PROVIFAS, VIGOLAR, etc... iniciaron un trabajo intenso en dos frentes : En el área comercial por un lado, disparando su publicidad y su oferta, buscando clientes y confeccionando listas de personas interesadas en la adquisición de las nuevas viviendas; y por otro lado en el aspecto técnico, encargando a sus facultativos la redacción de los correspondientes proyectos básicos y de ejecución de obra, al margen de empezar a pedir ofertas de distintos suministros de obra. Todo parecía dirigido a cumplir las expectativas que se habían transmitido a la opinión pública, y todos daban por bueno el esfuerzo económico de aquel acelerón. Incluso los técnicos del Concello y del IGVS llegaron a plantear a las promotoras la necesidad de costear un vial alternativo de servicio, para acceder a cada una de sus obras sin afectar a la marcha ordinaria de los trabajos de la empresa urbanizadora. Y decimos que solamente "parecía dirigido a cumplir las expectativas que se habían transmitido a la opinión pública", porque la realidad acabó siendo otra muy distinta : Ni se concedieron las Licencias de edificación, ni se terminó la urbanización a pesar de estar vencidos los plazos contratados, ni se pudieron empezar a construir los edificios que ya tienen casi vendidas todas sus viviendas. Hemos hablado prácticamente con todos los colectivos afectados : Con propietarios originales que decidieron ir a la expropiación en vez de aceptar la oferta de XESTUR; con propietarios del suelo original que en su día permutaron su aprovechamiento con el IGVS; con propietarios que han vendido o permutado su edificabilidad con distintas promotoras; con empleados de esas mismas promotoras y hasta con empleados de la propia empresa urbanizadora, así­ como con representantes de la Asociación de propietarios del Pau de Navia. Queriendo dar una información lo más objetiva posible tenemos que decir que todos en su conjunto están convencidos de que el Pau de Navia será una actuación importante dentro de las desarrolladas en toda la Comunidad Autónoma. Todos nos demuestran que a lo largo de estos años, aún defendiendo en primer lugar sus propios intereses, no han dejado de colaborar para conseguir que el proyecto General del Pau de Navia fuese un éxito en todos los sentidos, pero también todos coinciden dirigiendo sus reproches contra XESTUR, contra el IGVS y contra el Concello, que una cosa es hacer las cosas bien y otra muy distinta es hacer las cosas mal, y que ya está de más el seguir pidiendo adhesiones y votos cuando las cosas no se hacen todo lo bien que podría exigirse a sus protagonistas. Para que todo esto no parezca ni palabras gratuitas ni tópicos al uso, debemos decir que en ese importante conglomerado de afectados se encuentran personas reales, con nombres y apellidos, que de una manera u otra padecen en sus carnes la mordedura de unos perjuicios de los que, en ningún caso se sienten responsables. Y esa variedad de afectados con un perfil muy diverso, nos trae quejas tan palpables como las siguientes : · Los que reprochan a XESTUR y al IGVS el haberse permitido hacer una oferta de compra de suelo a un precio que resultó estar prácticamente al 50 % del valor que acabó aceptando el Jurado provincial de expropiación. · Los que no consiguen cobrar una buena parte del precio de venta de sus parcelas, porque esos pagos estaban condicionados a la terminación de las obras de urbanización, y éstas no acaban de concluir. · Los que no consiguen cobrar porque sus cobros estaban condicionados a la "rápida e inmediata concesión de Licencias", y las tales Licencias ni se conceden ni se sabe la fecha en la que el Ayuntamiento podrá cumplir su palabra de concederlas. · Los que teniendo su suelo original en la llamada segunda fase del Pau, padecen la ya comentada demora en la terminación de la primera fase y siguen sin tener noticias de XESTUR sobre el inicio de la segunda. · Los propios obreros de la urbanizadora que son amenazados por ocupantes ilegales de alguna parcela, y ante los que el "organismo contratante" que debe poner los terrenos "a disposición" de la constructora, no sabe utilizar los resortes para restablecer la legalidad. · Los compradores de viviendas que padecen el incremento de su precio por la subida de los módulos oficiales antes del inicio de la construcción. · Y puestos a ser exhaustivos, hasta las promotoras que "no saben si podrán construir el 100 % de la edificabilidad atribuida a las parcelas que compraron , sin que XESTUR y el Concello hayan sabido corregir el desfase generado por la calificación de las "viviendas declaradas protegidas"(antes V.P.T.) cuando aquellas admitían una superficie máxima de 120 m2, mientras que ahora se limita esa superficie útil a los 90 m2"... Terminamos por hoy esta primera entrega de lo que hemos querido titular "La letra pequeña de una historia de incumplimientos" convencidos de que la mejor manera de encontrar la solución de los problemas es la de empezar llamándole a las cosas por su nombre, y en eso estamos. Sobre ese tablero de ajedrez del Pau de Navia en el que, a fecha de hoy y por lo dicho, parece que quedan más figuras negras que blancas, estaremos atentos para conocer y comentar con la máxima objetividad, todos los "movimientos" de aquellos que tienen en sus manos la oportunidad y la obligación de ganar la partida. A fecha de hoy, el grito y la pregunta unánime es : ¿ Cuando llegarán las grúas ? "
  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Últimos Mensajes en el Foro

Próximos eventos

Colaboran con esta web