noticias-blog

Martes, 07 Diciembre 2021

HOY SE ADJUDICARÁN LAS OBRAS DE CONCLUSIÓN DEL PARQUE.



La conclusión de las obras de la zona verde de Navia entra en su recta final. La sociedad pública Xestur, que depende del Instituto Galego de Vivenda e Solo, ha adelantado los plazos previstos inicialmente para la adjudicación de los trabajos y será hoy mismo cuando su consejo de administración decida dar el visto bueno al contrato con una nueva empresa.
El coste de adjudicación de las obras que falta en la zona subirá hasta 800.000 euros, una cantidad superior a la que se había previsto inicialmente y que se obtiene una vez que los técnicos de la Xunta comprobaron las labores que restaban por realizar cuando la anterior empresa constructora dejó sin acabar la obra por entrar en concurso de acreedores.
De acuerdo con el proceso de licitación urgente que se ha llevado cabo, restan por acometer todos los trabajos de jardinería, la mayoría del tendido eléctrico para el alumbrado público y los remates de prácticamente toda el área (barandillas, seguridad en paseos y pasarelas, etcétera).
La empresa que hoy resulte adjudicataria de las obras tendrá un plazo de mes y medio para acabar todo. De esa forma, la apertura al público se llevará a cabo a finales del próximo mes de febrero, de acuerdo con el calendario con el que trabajan los técnicos de la Xunta que han supervisado el estado de la zona y que han elaborado los pliegos técnicos para la licitación.
Una vez terminados todos los trabajos, la Xunta se hará cargo de mantenimiento de toda la zona verde durante el periodo de un año, a modo de tiempo de garantía. Transcurrido el mismo y si todo está conforme después de utilizar el parque, la competencia será transferida al Concello, tal y como figura en los convenios que en su día firmaron ambas administraciones para el desarrollo de todo el polígono residencial de Navia.

Millones

El que será el segundo mayor parque de Vigo en cuanto a extensión, con unos 80.000 metros cuadrados de superficie, se abrirá, de cumplirse definitivamente los plazos, tres años después de la fecha que había planificado el anterior gobierno bipartito de la Xunta, que fue el que adjudicó las obras.
El desfase no sólo afecta al tiempo que se ha tardado en concluir los trabajos, sino también al presupuesto definitivo que la Xunta ha pagado y tiene aún que pagar.
Con los 800.000 euros que ahora cuesta la finalización de los trabajos, el coste final de todo el proyecto será de algo más de 7 millones de euros.
Una cifra que supone más de doble de la cantidad en la que se adjudicó el concurso en su día, con la anterior Administración en la Consellería de Vivenda.
El retraso en el plazo de entrega de la obra, además, se produjo cuando la adjudicataria inicial, Bruesa Construcción, entró en concurso de acreedores a finales del pasado mes de julio. Pese a las reuniones mantenidas desde entonces, la Xunta no obtuvo garantías de que la propia empresa pudiese acabar los trabajos, por lo que se decidió el rescate del contrato y el inicio de un procedimiento de urgencia para la licitación. Un proceso que concluirá hoy con la nueva adjudicación.

  • No se han encontrado comentarios

Ultimos anuncios publicados

Próximos eventos

No hay eventos

Colaboran con esta web