Bruesa reclama 1,5 millones € a Xestur por mejoras en el parque

La Junta de Accionistas de Xestur Pontevedra (empresa dependiente del IGVS) celebrada ayer decidió no aprobar las cuentas del anterior Consejo de Administración por supuestas irregularidades.

Hasta el punto de que “las pérdidas reales de la sociedad en 2008 podrían triplicar a las contempladas en las cuentas iniciales, pasando de 5 a 16 millones”, según expone el comunicado emitido ayer por la Consellería del Territorio, a la que pertenece Xestur. Entre esas irregularidades figuran mejoras en el Pau de Navia encargadas por el Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) sin que existiera la autorización de ese gasto. Y ahora la empresa reclama 1,5 millones de euros.

Los trabajos en el polígono de Navia se centraron en el espacio verde. Según la nota oficial, Xestur ejecutó –”por mandato del IGVS”– el acondicionamiento de esa zona, obra adjudicada por 4,9 millones, “pero para la que se tramitó una modificación que incrementaría el coste en 847.000 euros”. En la actualidad, la empresa reclama un complementario por importe de 1,5 millones “por obras realizadas a mayores y para las que no existe autorización de gasto en el IGVS”.

  • No se han encontrado comentarios
Powered by Komento